viernes, 8 de junio de 2018

XVI


Cada tarde, abríamos las ventanas para darle paso al tiempo. La casa tenía el rumor de los grillos perdidos. A veces, el color era el mismo. Descubrir uno distinto, era toda nuestra aventura.

Jorge Curinao, Otros animales, 2014.



12 comentarios:

  1. Breve y bello , querido Jorge. Gracias por compartir. Concepción Bertone

    ResponderEliminar
  2. Abriré mis ventanas para descubrir otros colores,otros grillos cantores como tu voz en cada verso rondando mi alma.gracias querido Poeta,gracias Castalia despeina por publicar a este enorme poeta del Sur. Vic

    ResponderEliminar
  3. Gracias querido poeta y amigo Jorge Curinao. Tu poema me hizo rememorar mi infancia, cosa que me conmueve. Gracias poeta y amigo! Concepción Bertone

    ResponderEliminar
  4. Qué poema más bello. Sos admirable. Muchas gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  5. Hermosa aventura! Bellisimo poema. Saldos !

    ResponderEliminar

 Estoy descubriendo algo (un poco tarde tal vez): a no pedirle demasiado a los días. A no pedirle demasiado a las personas. A no pedirme dem...