viernes, 7 de enero de 2011

La mirada y el tiempo


Me interesa observar la relación entre la mirada y el tiempo, en función del comentario de la entrada anterior. Seguramente, si tenemos poco tiempo nuestra mirada será más apresurada. Si estamos obsesionados con algo, aunque tengamos tiempo, nuestra mirada estará vacía, perdida en sí misma. Vivimos en una sociedad sobresaturada de estímulos, y lo peor (al menos para mí), es que la mayoría sólo sirven para hacer ruido, alejarnos de nosotros mismos, y evitar justamente eso, que miremos, que sintamos, que pensemos. En ese sentido, recuperar nuestro tiempo, el del silencio, externo e interno en el mejor de los casos, reducir los estímulos, vivir una vida más simple, me parece que puede ayudar a desarrollar un camino propio.
C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todxs lxs : mujeres hombres niños viejos profesores     deben jugar.