jueves, 25 de noviembre de 2010

Ley de atracción entre los libros y los asientos de colectivo

Tengo una teoría que quiero poner a consideración de ustedes, y es esta: Cuando una persona lleva un libro en su mochila, tiene más probabilidades de conseguir asiento en el colectivo. Periódicamente observo que mientras decenas de individuos se apiñan con gestos de desagrado en el pasillo de las mencionadas unidades, no falta nunca algún plácido pasajero que viaja cómodamente sentado disfrutando de la lectura. Particularmente, esto me viene sucediendo en los últimos días, y lo he tomado como un detalle no menor a tener en cuenta.

2 comentarios:

  1. Supongo -por tu armoniosa forma de escribir- que viajás sentada del lado del sol en invierno y a la brisa fresca en pleno verano...

    Creo en tu regla: es simplemente la muestra mínima de la belleza que trae a nuestra vida la lectura,

    Un abrazo Claudia

    ResponderEliminar
  2. Así es hermana, así de simple es la vida,

    besos

    ResponderEliminar