jueves, 18 de noviembre de 2010

Pollock (basado en la película)


Un destino, cómo vivirlo? Cómo resolver el problema, el enigma de la propia vida, si uno es Jackson Pollock? Si uno tiene adentro semejante torbellino de fuerzas, que amenazan con devorarlo? Pollock encontró, con la ayuda de su esposa, una forma que le sirvió de soporte, de descarga. Sin duda, sufrió mucho, sin duda se proyectó mucho más allá de sus límites danzando en sus pinturas, embriagado. La naturaleza y el arte lo protegieron un tiempo, pero siguió necesitando el reconocimiento externo, los aplausos.Debe ser terriblemente difícil darles la espalda una vez que fuimos los dioses, debe ser difícil ser olvidado, menospreciado. Adivino en él a un ser profundamente torturado, del que me siento un poco hermana, cuando se hastía de las convenciones, cuando grita basta, cuando se aísla, cuando se deja poseer por una tela y danza sobre ella. Se presiente en él la eterna añoranza de otras tierras, esa extrañeza de este mundo de la que él no es parte, que mira sin comprender, que lo agobia, y del que escapa fatalmente en el accidente final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todxs lxs : mujeres hombres niños viejos profesores     deben jugar.