miércoles, 23 de junio de 2010

Cuerpo transparente (Paul Auster)

A lo largo de aquéllos días hubo momentos en que tenía la sensación de que mi cuerpo se había vuelto transparente, como una membrana porosa a través de la cual pasaban las fuerzas invisibles del mundo: una red aérea de descargas eléctricas transmitidas por los pensamientos y sentimientos de los demás.

de "La noche del oráculo", Paul Auster. Anagrama

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todxs lxs : mujeres hombres niños viejos profesores     deben jugar.