sábado, 15 de junio de 2013

Sábado y bambú

Los sábados tienen un color especial. Son días calmos que se inician con algunos rituales, uno de ellos es el de regar mi planta de bambú. Un pequeño signo de orden en el universo que comparto con la planta, en donde ambas acordamos comunicarnos de este modo simple y silencioso. Ella sigue su camino hacia el techo, desplegando sus hojas envainadas de color verde claro, apoyándose levemente en una vieja cañita seca que le sirve de tutora para no caerse. Un poco de tierra, y la luz de la ventana completan la maravilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario