jueves, 9 de mayo de 2013

Diálogo en colores

Colores, por qué combinarlos? Simplemente por el placer que generan. El color en el pincel es el impulso, el motor del dibujo y así va urdiendo la trama y creando la historia, las historias. Cada una será leída por un par de ojos distinto, y en cada cerebro las interpretaciones se multiplicarán, o no. A veces el diálogo es simplemente en silencio, como una pareja de enamorados que se miran y sonríen apenas, dejándose atrapar por esa experiencia. Yo miro a la obra, y la obra me mira. La mano sigue dibujando y aparecen más formas. Más imágenes se imponen y aparecen nuevos límites, los viejos quedan atrás. A veces un color se impone y pugna por quedarse. Resiste. Otro al lado lo refuerza, lo alienta a expresarse. El silencio es roto por un murmullo colorido que se impone en la tarde, en el agua de los pinceles quedan los restos de la batalla…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

pequeña red