martes, 9 de agosto de 2011

Figuritas

Un día, una persona me regaló un libro que recopilaba viejos álbumes de figuritas. En ese libro, me encontré con imágenes que no sabía que tenía adentro mío, que había olvidado que una vez habían existido. Sobre fondo azul, un príncipe rubio toma de la mano a su estilizada princesa. La brillantina se pegaba en los dedos y en los sueños de esas nenas que fuimos. Hoy la acaricio con mis dedos, buscando esos recuerdos que me llevan otra vez a mi lejana niñez.

1 comentario:

  1. Releo este texto, y veo cómo han cambiado mis posturas.

    Vuelvo a escribir años después y agradezco al movimiento Ni una Menos, que nos ha ayudado y nos ayuda a tantas mujeres a repensarnos, y a reformular nuestros roles.

    ResponderEliminar

Todxs lxs : mujeres hombres niños viejos profesores     deben jugar.