lunes, 25 de abril de 2011

Instrucciones para ver el crepúsculo

Si a Usted le ha sucedido que últimamente se le escapa la hora del crepúsculo sin darse cuenta, aquí van una serie de recomendaciones. Tenga presente que el crepúsculo es muy escurridizo, yo diría que aún más que el alba, puede ser que no lo encuentre a la vuelta de la esquina, sin embargo, con un poco de perseverancia, tal vez consiga verlo. Trate desde media tarde, internamente, de disminuir sus actividades. Evite toda conversación innecesaria (sobre todo de esas que tiene consigo mismo y que no conducen a ningún lado); si anda caminando, vaya despacio, evite los amontonamientos de personas; si tiene alguna urgencia, como por ejemplo, ir a la farmacia, vaya a una con poca gente y con un ventanal amplio desde el que pueda ver el cielo. El crepúsculo viene todos los días, y es tan sigiloso como un felino agazapado, espera que Ud. se distraiga para aparecer y esparcirse como un perfume nocturno. Si está en su casa, no lo ahuyente, el crepúsculo también es como un niño que puede huir si se enciende una luz brillante, trate de persuadirlo para que se quede a su lado junto a la luz de una vela, y dialogue con él. Verá cómo con el tiempo podrán ser buenos amigos, y recorrerán juntos los lugares más bellos e insólitos.

1 comentario:

Todxs lxs : mujeres hombres niños viejos profesores     deben jugar.